Nuestra filosofia

stock-photo-eco-concept-wood-texture-recycle-icon-on-green-leaves-wall-221553178

“Cada año, cerca de 1000 millones de neumáticos llegan a su vida útil en todo el mundo. Estas llantas, en su mayor parte desechadas, podrían reciclarse, aprovechando los materiales recuperados para otras aplicaciones.”

Fuente: revista Muy Interesante

En México se desechan 40 millones de toneladas al año y solo el 12% se recicla, lo que significa que alrededor de 5 millones de llantas se transforman en productos ecológicos y para la industria cementera. Tan solo en la Paz Baja California México se generan alrededor de 700 mil llantas al año; basados en estudios realizados por el Programa estatal para la prevención y gestión integral de residuos para el estado de Baja California Sur datado en el año de 2011, pero el grueso de los desechos permanece en los rellenos sanitarios o en las azoteas y jardines de las casas, entonces si a esto agregamos que si una sola llanta se requiere hasta más de 500 años para su descomposición natural por acción del medio ambiente, entonces no sólo la península sino todo el país corre un grave riesgo por almacenamiento, disposición y administración de estos desechos.

En concreto, los neumáticos contienen acero y una cantidad elevada de materiales orgánicos que pueden emplearse como fuente de combustible en sustitución del carbón o de la biomasa o como materias primas secundarias en la fabricación de subproductos de alto valor añadido

En Oil&Gas Cabo Fuels recycling somos una empresa orientada al mejoramiento del medio ambiente a través de la disposición final de llantas en desuso mediante un innovador proceso único en su tipo en el país, conformado por mano de obra calificada nacional y equipo tecnológico de la mas alta calidad.

Siendo una empresa socialmente responsable, aspecto que nos compromete a operar de manera armónica con nuestro entorno y además contribuir con acciones sociales en el beneficio de su comunidad, contamos además con certificaciones como ISO 9001 y ISO 14001, así como la OSHA que es una certificación de Sanidad y seguridad, de este modo generando empleos directos e indirectos en la región, impulsando así a una educación en el reciclaje y considerando la reutilzación de los neumáticos en desuso para su transformación y comercialización.